En cumplimiento de la Resolución 13437 de 1991, todo paciente debe conocer a su ingreso de la hospitalización sobre sus derechos y deberes. Independiente del estado mental en que se encuentre la persona que toma los servicios del hospital, ésta tiene unos derechos que deben respetarse por encima de cualquier consideración. Dichos derechos, unidos a los principios corporativos de la institución, garantizan una óptima atención, regida siempre por el respeto a la dignidad humana.

La institución cuenta con dos pliegos en cada una de las siguientes áreas: sala de espera en urgencias, ingreso a rehabilitación (Hospital Día), y a cada lado del pasillo de hospitalización tiene unos cuadros a la entrada de urgencias, puerta principal, sala de espera y pasillo de atención al cliente, donde se indican los derechos y deberes del paciente.

Además a cada paciente y/o familiar que demanda alguno de nuestros servicios se les entrega un boletín de atención al usuario con parte de la información escrita en este manual.

 

Derechos del paciente

 

  1. Elegir libremente el médico, los profesionales de la salud y las instituciones de salud que le presten la atención requerida, dentro de los recursos disponibles del país.
  2. Disfrutar de una comunicación plena y clara con el médico, apropiada a sus condiciones psicológicas y culturales, que le permita obtener toda la información necesaria respecto a la enfermedad que padece, los procedimientos y tratamientos que se le vayan a practicar y el pronóstico y riesgo que dichos tratamientos conlleven.
  3. Recibir un trato digno que respete sus creencias y costumbres, así como las opiniones que tenga sobre la enfermedad que sufre.
  4. Que todos los informes de la historia clínica sean tratados de manera confidencial y secreta y que, sólo con su autorización, puedan ser conocidos.
  5. La mejor asistencia médica disponible durante todo el proceso de la enfermedad.
  6. Revisar y recibir explicaciones acerca de los costos por los servicios obtenidos, tanto por parte de los profesionales de la salud, como por las instituciones sanitarias.
  7. Recibir, en caso de emergencia, los servicios necesarios sin que éstos estén condicionados al pago anticipado de honorarios.
  8. Recibir o rehusar apoyo espiritual o moral sin importar el culto religioso al que pertenezca.
  9. Que se respete la voluntad de participar o no en investigaciones realizadas por personal científicamente calificado, siempre y cuando se haya enterado de los objetivos, métodos, posibles beneficios, riesgos previsibles e incomodidades que el proceso investigativo pueda implicar.
  10. Recibir atención médica, psiquiátrica y psicológica en su fase preventiva clínica, recuperación y rehabilitación para la protección de su salud y bienestar general.
  11. Ser escuchado, atendido y consultado en todos los asuntos que afectan su condición y progreso.
  12. Se respete la voluntad de aceptación a rehusar la donación de sus órganos para que estos sean trasplantados a otros enfermos.
  13. Morir con dignidad y que se le respete su voluntad de permitir que el proceso de la muerte siga su curso natural en la fase terminal de su enfermedad.

 

Deberes del paciente

 

  1. Asistir puntualmente a las citas médicas. Si en algún momento y por alguna razón no se pudiese cumplir, debe avisar por lo menos el día anterior.
  2. Presentar el respectivo documento de identificación o de solicitud de análisis o procedimientos ante cualquier evento médico o clínico.
  3. Suministrar todos los datos estadísticos y de identificación solicitados por el personal que realiza la admisión.
  4. Responder con claridad y honestidad los datos solicitados para la elaboración de una historia clínica adecuada.
  5. Ser responsable del estricto cumplimiento de las indicaciones, plan terapéutico y cuidados ordenados por el médico tratante.
  6. Informar inmediatamente al médico o al personal de apoyo clínico cambios, dudas o inquietudes durante la terapéutica.
  7. Aceptar toda consecuencia que se derive de no seguir las instrucciones o consejos de tratamiento médico.
  8. Cumplir a cabalidad con los compromisos financieros por facturación de servicios recibidos.
  9. Brindar un trato amable, respetuoso y cortés.
  10. Abstenerse de llevar niños a las instituciones de salud y de fumar o portar armas dentro de las instalaciones clínicas.
  11. Cuidar y manejar adecuadamente los elementos puestos a su disposición y para su comodidad.
  12. Manifestar de manera respetuosa, concreta y coherente sus impresiones y sugerencias.

 


    Derechos de las personas en el ámbito de la salud mental

 

 

Según el Artículo 6° de la Ley 1616 de 2013 o ley de salud mental, son derechos de las personas en el ámbito de la salud mental:

 

  1. Derecho a recibir atención integral e integrada y humanizada por el equipo humano y los servicios especializados en salud mental.
  2. Derecho a recibir información clara, oportuna, veraz y completa de las circunstancias relacionadas con su estado de salud, diagnóstico, tratamiento y pronóstico, incluyendo el propósito, método, duración probable y los beneficios que se esperan, así como sus riesgos y las secuelas, de los hechos o situaciones causantes de su deterioro y de las circunstancias relacionadas con su seguridad social.
  3. Derecho a recibir la atención especializada e interdisciplinaria y los tratamientos con la mejor evidencia científica de acuerdo con los avances científicos en salud mental.
  4. Derecho a que las intervenciones sean las menos restrictivas de las libertades individuales de acuerdo a la ley vigente.
  5. Derecho a tener un proceso psicoterapéutico, con los tiempos y sesiones necesarias para asegurar un trato digno para obtener resultados en términos de cambio, bienestar y calidad de vida.
  6. Derecho a recibir psicoeducación a nivel individual y familiar sobre su trastorno mental y las formas de autocuidado.
  7. Derecho a recibir incapacidad laboral, en los términos y condiciones dispuestas por el profesional de la salud tratante, garantizando la recuperación en la salud de la persona.
  8. Derecho a ejercer sus derechos civiles y en caso de incapacidad que su incapacidad para ejercer estos derechos sea determinada por un juez de conformidad con la ley 1306 de 2009 y demás legislación vigente.
  9. Derecho a no ser discriminado o estigmatizado, por su condición de persona sujeto de atención en salud mental.
  10. Derecho a recibir o rechazar ayuda espiritual o religiosa de acuerdo con sus creencias.
  11. Derecho a acceder y mantener el vínculo con el sistema educativo y el empleo, y no ser excluido por causa de su trastorno mental.
  12. Derecho a recibir el medicamento que requiere siempre con fines terapéuticos o diagnósticos.
  13. Derecho a exigir que sea tenido en cuenta el consentimiento informado para recibir el tratamiento.
  14. Derecho a no ser sometido a ensayos clínicos ni tratamientos experimentales sin su consentimiento informado.
  15. Derecho a la confidencialidad de la información relacionada con su proceso de atención y respetar la intimidad de otros pacientes.
  16. Derecho al Reintegro a su familia y comunidad.